El presidente de la AMIA , Amos Linetzky, advirtió que Irán tiene en la región «una presencia que
asusta» y afirmó que el reciente fallo judicial sobre el ataque terrorista a la mutual judía y a la Embajada de Israel «es muy positivo», pero remarcó que todavía «no hay un solo responsable»
juzgado y detenido.

«Es muy positivo» el fallo de la Cámara Federal de Casación Penal, pero recordó que «estaba clara» la responsabilidad de Hezbollah e Irán en los atentados terroristas, sostuvo el dirigente comunitario.

En diálogo con Esta Mañana, el programa que conduce Marcelo Longobardi en Radio Rivadavia, el abogado puso en contexto la resolución judicial: «Venimos de tres décadas de impunidad, falta de respuestas y no tener un solo responsable por el peor ataque terrorista que sufrió el país. La angustia y la falta de respuestas es tremenda».

La Justicia responsabilizó a Irán y a Hezbollah por los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA

Al apuntar contra la República Islámica de Irán, Linetzky denunció que Teherán «está por detrás de muchos desastres que la humanidad viene sufriendo, no sólo en Medio Oriente».

«Tiene una presencia que asusta en la zona. Hay acuerdos con Bolivia que no se sabe del todo de qué se trata. Hay presencia aún en la Triple Frontera, lo que resulta preocupante», concluyó el presidente de la AMIA.

El pasado jueves la Cámara de Casación Penal afirmó que los atentados perpetrados en la Argentina contra la Embajada de Israel en 1992 y la AMIA en 1994 fueron responsabilidad de la organización fundamentalista islámica Hezbollah, patrocinada por el Gobierno de Irán.

El fallo declaró, además, que ambos episodios deben ser considerados como delitos de lesa humanidad, lo que implica que las investigaciones no prescriben pese al paso del tiempo y la carencia de resultados judiciales.