Rosario

ACTO OFICIAL Pablo Javkin: «No podemos permitir que un preso desde una cárcel defina si un chico va a la escuela o no»

En el acto en conmemoración por la Revolución de Mayo, el intendente pidió que «no hagan oídos sordos al dolor de las familias», exigió «respuestas» y no «promesas».

El intendente Pablo Javkin encabezó este jueves el acto por el 213º aniversario de la Revolución de Mayo, en el marco de una ciudad atravesada por la violencia al remarcar que «no podemos permitir que se metan con nuestros chicos, que un preso desde la cárcel defina si un chico va a la escuela o no». El acto, que estaba previsto realizarse en la Plaza 25 de Mayo, se trasladó a la sala de las Banderas del Monumento Nacional debido al mal tiempo.

En ese marco, el intendente expresó «una vez más, un día de lluvia como hace 213 años atrás, la patria reunida ante el manto celeste y blanco festeja el acto en que como pueblo nos hicimos libres».

«Las Provincias se llamaron unidas al grito del gran continente americano, con Bolívar y San Martín al frente, con Moreno y Castelli escribiendo una historia de ideas, con María Catalina y Manuel Belgrano y el acto federal de darnos la bandera nacional», señaló.

Al hacer referencia a los primeros pobladores de la ciudad, expresó que «todos somos hijos e hijas de esta historia de lucha. No hay acto más injusto que alguien decida por nuestra vida y por nuestra libertad. Este Pago de los Arroyos no esperó a tener fundador, ni a estar en planes de nadie para animarse a crecer». Y agregó: «No esperó a tener una orden de Buenos Aires para izar la bandera. No esperó a que el mundo llegue a la orilla del Paraná para hacerse puerto y abrirse a cientos de destinos».

Respecto a la situación actual que vive Rosario, atravesada por la violencia, señaló: «Hoy vivimos tiempos oscuros, difíciles y necesitamos más que nunca valernos de esa fuerza que nos hizo libres. Si reuniéramos en este mismo lugar a aquellos valientes hombres y mujeres del siglo XIX, sé que nos llamarían a encabezar una revolución por la paz».
«Esa revolución es la de la gente buena, de corazón noble y manos trabajadoras, que con esperanza sigue llenando las plazas, que levanta las persianas cada mañana, que cuida y educa a nuestros pibes porque confía en su futuro», manifestó con la esperanza de cambiar la situación.
Asimismo, valoró que exista «gente buena que abre sus casas para poner un comedor, que vive y labura en los barrios que urbanizamos. Que empuja el desarrollo productivo de la Argentina invirtiendo acá, porque apuestan por esta tierra fecunda y siguen con la tradición industrial que marcó a fuego la identidad de la ciudad. Gente buena que sueña, que ama y que cree. Que al miedo y al dolor le opone esfuerzo y esperanza».
En ese sentido, insistió en que «no podemos permitir que se metan con nuestros chicos. No podemos permitir que un preso desde una cárcel defina si un chico va a la escuela o no, si un docente puede dar clases o no. Personas caminando balean una escuela que tiene custodia y no hay ninguna persecución», se quejó.
Y señaló: «¿Dónde más tienen que estar que protegiendo las escuelas y el futuro de los chicos? No esperen que afloje, esta ciudad no va a aflojar. Nosotros no vamos a aflojar porque esto se tiene que cortar de raíz».
«Sabemos levantarnos de las crisis, sabemos resistir con osadía cuando nos abandonan. Y mucho sabemos de exigir lo que nos corresponde», enfatizó.
Por otra parte, reclamó «vengan a Rosario. No puede ser que la respuesta sean promesas y anuncios que se demoran o nunca llegan. No puede ser que hagan oídos sordos al dolor de las familias».
Finalmente, reflexionó: «En un día tan importante para nuestra historia como hoy, estamos llamados a luchar por la libertad, como fuimos llamados aquel mayo de 1810 y también hace 40 años cuando nos unimos para recuperar nuestra democracia. Sólo unidos vamos a ser libres. Ese es nuestro mandato».

Tras las palabras del mandatario municipal se procedió a colocar una ofrenda al patriota rosarino Vicente Anastasio Echevarría en el Patio de la Catedral, con la presencia de Gabriela Fernández Díaz, descendiente del prócer.

Del acto oficial también participaron los secretarios del gabinete municipal Rogelio Biazzi, Gustavo Zignago y Carolina Labayru, el diputado provincial Ariel Bermúdez, representantes de las Fuerzas Armadas, de seguridad y policiales; autoridades nacionales, provinciales y municipales; de colectividades extranjeras, universidades, instituciones y fundaciones, ex soldados combatientes en Malvinas, y cuerpo consular acreditado en la ciudad.

Noticias Relacionadas

Rosario: bajaron los precios de alquiler, pero aumentó fuerte la compra-venta

Editor

Continúan los trabajos de repavimentación en el macrocentro

Editor

Se viene la décima edición de “La noche de las peatonales”

Editor