Rosario

La lluvia brindó una tregua en la tarde del jueves, pero sigue vigente el alerta

Desde Defensa Civil del municipio adelantaron que las tormentas de la noche podrían implicar la caída de entre 30 y 60 milímetros, en una territorio que ya padeció lluvias «muy importantes» en las últimas horas.

El clima parece haber dado una tregua en la tarde de este jueves, pero el Servicio Meteorológico Nacional mantiene el alerta amarillo para Rosario y advierte que las precipitaciones podrían continuar al caer la noche. Las autoridades municipales sugirieron que todo aquel que pueda postergar planes, lo haga y permanezca en su hogar.

La tarde del primer día de este feriado largo siguió llegó con un freno en la caída de agua, que tuvo un fuerte impacto en distintos puntos de la ciudad que se vieron con calles y veredas inundadas. Según Defensa Civil del municipio, las consecuencias aún pueden ser mayores debido a que rige todavía un alerta.

Las lluvias retornarían durante la noche del jueves y la madrugada del viernes. «Estamos trabajando en dos frentes abiertos que son simultáneos, por un lado los anegamientos y, por otro, la caída de árboles. Las tareas no pueden planificarse, se dan en el momento, pero requieren duplicar el esfuerzo del personal», señaló el director de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, en el mediodía de esta jornada.

En ese marco, el funcionario adelantó que estarán atentos a cada uno de los reclamos que vayan registrando, «entendiendo que una ciudad que sufre un impacto como el que sufrió Rosario queda vulnerable» y «con un alerta por delante, por más que sea amarillo, el escenario puede ser aun peor».

Ratner resaltó que este alerta «es especial», con tormentas que podrían implicar la caída de entre 30 y 60 milímetros, en una territorio que ya padeció lluvias «muy importantes» en las últimas horas.

Tal explicó, una de las consecuencias de la persistencia de la lluvia está asociada al suelo, que en algunas zonas queda particularmente blando y si hay árboles allí, y el viento -que podría superar los 45 km/h- los sacude, los daños efectivamente serán mayores.

En este panorama, las autoridades remarcaron la necesidad de colocar la totalidad de los residuos dentro de los contenedores y adelantaron que, como una medida excepcional, durante la mañana del viernes habrá un operativo de barrido «como si no fuera feriado».

«Sí le pedimos a la gente que, en lo posible y hasta que pase este fenómeno mañana al mediodía, se cuide todo lo posible y salga el viernes por la noche. El que pueda, que pase el feriado cuidándose», apuntó a su turno el intendente Pablo Javkin.

 

Noticias Relacionadas

Russo fue declarado deportista distinguido por el Concejo Municipal

Editor

Son cinco los ataques a frigoríficos en pocos días

Editor

Hallaron un cadáver en el estacionamiento de una distribuidora de zona oeste

Editor