Política Nacional

Ante la declaración de Vanderbroele, cae fuerte el banco Macro

El ex presidente del banco, Jorge Brito, fue señalado por el empresario por pagarle para ocultar información a la Justicia.

La vinculación del banquero Jorge Brito en la causa por las maniobras fraudulentas para la adquisición de la calcográfica Ciccone vuelven a golpear al banco Macro, incluso si él se alejó del directorio de compañía para contener las pérdidas bursátiles millonarias que estaba causando. Este lunes volvió a cruzar el piso de los $210 por acción.

En su extensa declaración al fiscal Jorge Di Lello, el empresario Alejandro Vanderbroele vinculó a Jorge Brito como el financista de la operación mediante la cual se levantó la quiebra de la calcográfica y se le vendió el 70% del paquete accionario a un fondo inversor que pasaría a ser su nuevo dueño.

Según detalló el diario La Nación, Vandenbroele sostuvo que: «Raúl Moneta me prestó, a través de la firma Dusbel, US$620.000 vía Uruguay para capitalizar a TOF (The Old Fund). Dusbel es la herramienta societaria para el ingreso de Brito. Digo Brito cuando firmó Moneta, porque así me lo dijo Núñez Carmona».

«La primera etapa fue la negociación con los Ciccone. Allí Núñez Carmona tenía un rol preponderante que luego se fue desdibujando conforme ingresó el Grupo Macro en la operatoria. La segunda etapa era el levantamiento de la quiebra y lo importante era obtener un plan de pagos de la AFIP», aseguró.

«Respecto de mis funciones en Ciccone yo hacía el fronting, daba la cara, porque Brito no podía. Yo respondía al Grupo Macro, los sueldos los pagaba el grupo», apuntó Vandenbroele, quien identificó a Francisco Sguera como quien le hacía pagos en nombre de Brito.

Brito negó estas acusaciones ante la Justicia. No obstante, LPO pudo saber que en estas horas tiene miedo de ser el primer empresario preso de la gestión Macri. Es que Vanderbroele también declaró que el ex presidente del Banco Macro le pagaba regularmente a cambio de que no lo mencionara en la causa ni facilitara información a la investigación.

Este testimonio da cuenta de una maniobra para obstruir la justicia contante y sonante. El ex ministro Julio De Vido y el ex vicepresidente Amado Boudou ya recibieron prisión domiciliaria bajo la sospecha de que, mediante contactos, podrían obstaculizar la investigación judicial. En el caso de Brito -imputado en la causa que conduce el juez Ariel Lijo-, la obstrucción a la justicia ya no estaría en potencial sino que cuenta con un testimonio para probarla.

Con el fin de la feria judicial, para Brito  es inminente una resolución del juez Lijo  con respecto a su imputación: si lo procesa -e incluso le dicta la prisión preventiva como al ex vicepresidente- o si lo sobresee. Las probabilidades parecen estar en su contra tras el testimonio del arrepentido Vanderbroele.

De esta forma, para el banquero se diluyen los planes de volver a ser designado al frente del directorio del banco que condujo durante más de treinta años. Como anticipó en exclusiva LPO, cuando en noviembre pidió licencia para proteger la cotización bursátil de su banco, Brito aspiraba a que, en marzo -una vez desvinculado de la causa- la Asamblea General lo restituyera a su cargo histórico al frente del Macro.

Su vuelta al banco se ve cada vez más complicada al igual que su situación judicial. De momento, la acción este lunes perdió 2,5% y cerró a $209 cuando el 18 de este mes, por ejemplo, cotizaba a $221,45. Su máxima valuación la alcanzó en octubre del año pasado cuando hizo pico en $237,90.

 

Noticias Relacionadas

Di Tullio: «Si se presenta, Cristina Kirchner gana en 2023»

Editor

Elecciones 2023

Editor

Zabaleta dejará Desarrollo Social para volver a Hurlingham y asumirá Victoria Tolosa Paz

Editor
MinutoSantaFe.ar