Nacionales

Encuesta: Massa mejoró la expectativa del gobierno después de una fuerte caída por la renuncia de Guzmán

El apoyo al oficialismo cayó 5 puntos en julio -a su nivel más bajo- por la corrida financiera y la disparada de la inflación.

La renuncia de Martín Guzmán y la fallida gestión de Silvina Batakis le costaron al gobierno de Alberto Fernández una caída de 5 puntos de su base de apoyo, que llegó a su nivel más bajo.

Así lo demuestra la última encuesta de Analogías, una consultora ligada al oficialismo. El único dato positivo del sondeo es que la llegada de Sergio Massa a Economía provocó un cambio de las expectativas y una leve mejora del «optimismo» sobre la situación.

El trabajo realizado la semana pasada muestra que la base de apoyo del gobierno se redujo 5 puntos respecto al sondeo de finales de junio. Sólo un 33,1 mantiene el respaldo, el dato más bajo del mandato de Alberto. La caída marca además el final de una leve recuperación en el segundo trimestre.

No obstante, el tembladeral económico de julio no afectó la imagen positiva de Alberto, que se mantiene en 33,5 por ciento. La negativa apenas creció medio punto, a 63,9 por ciento, el nivel más alto del período.

El estudio de Analogías muestra que la llegada de Massa al gobierno provocó un «leve» giro y una mejora de las expectativas económicas, incluso en aquellos que no respaldan la gestión de Alberto.

El «optimismo» sobre la evolución de la economía creció 4 puntos respecto de junio para ubicarse en el 28,4 por ciento. «Massa logró remover opiniones en el segmento opositor moderado al Gobierno y restablecer un vínculo entre quienes hasta hace meses manifestaban apoyo firme o moderado al oficialismo. De hecho, el nivel de expectativas optimistas es muy similar en los segmentos moderados oficialista y opositor», destaca la consultora.

Analogías dice que este cambio es «lo que se esperaba de Massa: amalgama de la base de representación del Frente de Todos y búsqueda de desencantados con opiniones moderadas». Pero insiste en que la pérdida de poder adquisitivo y la disparada de la inflación son un ancla muy difícil de revertir para el oficialismo.

«Se trata de niveles de indexación de precios que inviabilizan cualquier perspectiva de acumulación de apoyo por parte del oficialismo», afirma el estudio, que sostiene que todavía impera entre los consultados «un contexto de intensa demanda de estabilización y mejora de los ingresos».

Entre los consultados también destacan un fuerte pedido al Gobierno para «implementar dureza en los controles y fijación de precios máximos a las empresas formadoras de precios», y es mayoritario el pedido de un «aumento general de salarios por medio de una suma fija».

Noticias Relacionadas

Efecto Marcos Juárez

Editor

Un sector de Juntos por el Cambio quiere frenar la ley de humedales

Editor

La UIF advierte sobre operaciones sospechosas de su fundador

Editor
MinutoSantaFe.ar