Política Nacional

Llegó la grieta al Gabinete: malestar de ministros y funcionarios ante los anuncios de Macri

La decisión de congelar los sueldos de los funcionarios y de exigir que los familiares directos de los ministros no formen parte del Gobierno, generó un inmediato desconcierto y hasta un indisimulable malestar en parte de los integrantes del gabinete que estuvieron ayer en el Salón Blanco cuando Mauricio Macri anunció estas medidas.

Si bien no hubo sorpresa en lo referido al recorte de casi el 25 % en los cargos políticos, algo sobre lo que ya que se venía hablando en las últimas semanas, el reflejo inmediato fue maldecir a Jorge Triaca, al entender que el escándalo que desató el ministro de Trabajo al insultar y despedir a su ex casera, fue el detonante para las directivas del presidente.

Terminado el discurso de Macri, fuentes de la Casa Rosada revelan que, de manera privada, son varios los ministros que se quejaron de lo que definieron como una “reacción espasmódica” del presidente. “Siempre es mejor el largo plazo. ¿Quién, con una preparación de excelencia va a querer trabajar para el Estado de esta manera? Nos aleja de los número uno”, argumentó uno de los integrantes del Gabinete.

Palabras más, palabras menos, el malestar se tradujo en una frase: “No es justo. Por lo que hizo Triaca, ahora nos meten a todos en la misma bolsa”. Y no dejaron de resaltar que el titular de la cartera laboral brilló por su ausencia durante el anuncio presidencial.

Incluso, exteriorizando una indisimulable interna en el seno del gabinete, alguien aprovechó para disparar un dardo dirigido a Marcos Peña, al preguntar con ironía: “¿Todas las áreas del Gobierno tuvieron que achicar un 25 %? Supongo que la Jefatura de Gabinete también hizo el esfuerzo”.

Los comentarios de los funcionarios de primera línea se dividieron a favor y en contra de las medidas, pero en todos los casos no dudaron en identificar la razón de los decretos: el conflicto que Triaca mantuvo con Sandra Heredia. “Lo de Jorge puso en discusión todos estos temas”, se lamentó uno de los ministros presentes en la Casa Rosada.

“Vamos a reducir uno de cada cuatro cargos políticos del Ejecutivo nacional. Y este año los funcionarios no tendrán un aumento de sueldo”, fue la frase de Macri que provocó una grieta entre las segundas líneas del Gobierno,  y que llegaron con sus futuros asegurados, situación que ahora no estará garantizada.

En principio, el decreto afectaría a ministros, secretarios de Estado y subsecretarios. Así, entre las capas más débiles, la decisión de que no habrá paritarias para los empleados jerárquicos del Poder Ejecutivo no cayó nada bien.

Al finalizar el anuncio presidencial, los ministros hicieron una breve evaluación. Durante una charla informal, uno de ellos planteó, en tono de broma: “Tanto que nos quejamos sobre las paritarias para los demás, nosotros tendríamos que empezar a buscar un delegado para que nos defienda”.

Noticias Relacionadas

Elecciones 2023

Editor

Zabaleta dejará Desarrollo Social para volver a Hurlingham y asumirá Victoria Tolosa Paz

Editor

En un clima enrarecido, vuelven las versiones de cambio de gabinete

Editor
MinutoSantaFe.ar