Política Nacional

El oficialismo se aseguró el control de una comisión clave en el Congreso

En el marco de la discusión por el meda decreto para «desburocratizar» el Estado, el oficialismo se aseguró en el Congreso el control de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo. La tarea del cuerpo es clave ya que su función es controlar la validez de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que firma el Poder Ejecutivo. 

De esta manera, Cambiemos logró ubicar a la mitad del número de legisladores que la conforman con la designación de los senadores que la integrarán durante los próximos dos años. De los 16 miembros que componen la Bicameral, el macrismo colocó a ocho, lo que le permitirá durante los próximos dos años bloquear cualquier intento de la oposición de lograr firmar un dictamen de mayoría en contra de los decretos que firme el presidente Mauricio Macri.

Según la Ley que reglamenta el estudio de los DNU por el Congreso, el Ejecutivo debe enviar esos instrumentos al Parlamento, que deberá estudiarlos en el seno de la Bicameral. Cualquiera sea el resultado de esas discusiones, los decretos luego pasan a ser debatidos en el recinto de sesiones de ambas cámaras.

De acuerdo con esa normativa, impulsada por el gobierno de Cristina, sólo el rechazo en Diputados y en el Senado podrá dejar sin efecto los DNU. Así, aunque Cambiemos carece de mayoría propia en ambas cámaras, tiene número suficiente para bloquear cualquier negativa que intente la oposición.

Mediante el Decreto Parlamentario 1/18, difundido anoche por la Presidencia de la Cámara de Senadores, quedó formalizado el esquema que le da ventaja al oficialismo. Por la Cámara alta fueron designados el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff (quien además se postula como presidente de la Bicameral), Néstor Braillard Poccard y Silvia Giacoppo.

A esos tres oficialistas se suman los diputados macristas Pablo Tonelli, Ezequiel Fernández Langan, Fernando Iglesias, Luis Petri y Martín Hernández. El peronismo no kirchnerista, en tanto, ubicó a los senadores María Teresa González, Daniel Lovera y Guillermo Snopek, y al diputado Pablo Kosiner.

En tanto, los representantes del kirchnerismo serán los diputados Máximo Kirchner y Marcos Cleri, y la senadora Anabel Fernández Sagasti. El último lugar será para la representante del Partido Renovador de Salta en la Cámara alta, María Fiore Viñuales. Desde diciembre de 2015, la Comisión Bicameral rechazó varios decretos, que en realidad siguieron vigentes porque las dos cámaras nunca pudieron anularlos en sendos plenarios, como exige la Constitución.

La mayoría kirchnerista hasta 2017, conseguida en base al sistema D´hont que acaba de utilizar también Cambiemos, con 8 representantes, fue clave para que se produjeran esos rechazos, ya que el oficialismo sumaba sólo 6 integrantes, y los otros dos pertenecían al massismo y al peronismo puntano.

Con la actual conformación, en las próximas semanas, la Bicameral deberá debatir la validez del DNU firmado por Macri a principios de mes para desburocratizar el Estado. Por lo pronto, el Frente Renovador decidió acudir a la Justicia para obtener una declaración de inconstitucionalidad de ese instrumento, antes de que el decreto pueda ser debatido en la comisión Bicameral de Trámite Legislativo.

 

Noticias Relacionadas

El PRO pide subir la edad jubilatoria y amenaza con una reforma laboral

Editor

Gerardo Morales a sectores de Juntos por el Cambio: «No vamos a permitir que nos roben nuestros sueños»

Editor

Presupuesto 2023: Qué es el «shut down» y cuáles son las consecuencias

Editor
MinutoSantaFe.ar