En una reunión de urgencia convocada por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Rosario, los delegados de los choferes del transporte urbano de pasajeros  acordaron extender el paro de colectivos hasta entrada la tarde de hoy lunes, una vez que familiares, amigos y compañeros de trabajo despidan los restos de César Roldán, el chofer asesinado en la tarde del sábado en Eva Perón y Cullen.

Los choferes de UTA decidieron en asamblea continuar con el paro del servicio urbano al menos hasta hoy a la tarde. “La medida de fuerza continúa hasta el sepelio y sepultura del compañero César Roldán. En las próximas horas mantendremos una reunión con el Ministerio de Seguridad y a posteriori se informará de los resultados”, reza un mensaje de los delegados de la UTA Rosario, difundido a los medios poco después de las 18 de este domingo, al salir de la reunión.

Los familiares de César Roldán dijeron que fue ejecutado “sin motivo” y desmintieron alguna vinculación de la víctima con hechos delictivos. Belén Torale, compañera de Roldán, y el resto de la familia aclararon que el chofer atacado a tiros “no es uno más” sino “un trabajador, cumpliendo su jornada laboral”.

“Lo ejecutaron sin motivo. Desmentimos de manera rotunda cualquier dicho malicioso, o vinculación con hechos ilícitos. Hasta el momento ninguna autoridad, de ningún estamento público –salvo el fiscal de turno Ademar Bianchini- se hizo presente con la familia”, manifestaron los familiares de César Roldán y aclararon que “si se dio el pésame por redes sociales”.

“Nuestra única intención, es apelar a la opinión pública y a la sensibilidad social de que Cesar es una víctima. A partir de aquí, cómo familia, nuestro trabajo será dejar en alto el buen nombre y honor de César Roldán, y exigir a las autoridades Justicia”, concluye el comunicado de la familia.