El reciente ministro de Transporte, Diego Giuliano, puntualizó detalles sobre los ejes que va a desarrollar su gestión, y entre ellos señaló la necesidad de ampliar en más ciudades del interior la implementación de la tarjeta Sube.

En ese sentido, estimó que unos 80 mil usuarios del transporte urbano de pasajeros podrían beneficiarse con la tarifa social de la tarjeta Sube -que comenzaría a funcionar en marzo próximo-, cuyo convenio de implementación en Rosario se firmará la semana próxima, tal cual informó este viernes el funcionario.

 

«Rosario, junto a Córdoba, son dos ciudades que no tienen la tarjeta Sube y para nosotros es fundamental porque de esta manera se inyectan subsidios al transporte y se le da trazabilidad al subsidio que aporta la Nación. Vamos a saber cuántos pasajeros se transportan, cuántos kilómetros se recorren», abundó en contacto con LT8.

Asimismo, recordó que la tarjeta Sube arrancó en el área de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y «ahora la llevamos a 47 ciudades del interior. Vamos a seguir expandiendo la tarjeta Sube que nos permite que el subsidio le llegue al usuario y a la usuaria, que los reconozca en su vulnerabilidad, que les permita el descuento del 55% cuando es jubilado o pensionado o beneficiario de Ansés o cuando es una trabajadora doméstica».

Al ser consultado sobre la cantidad de usuarios que podrían beneficiarse con la tarifa social de la tarjeta, Giuliano aclaró que «si bien aún la tarjeta no está implementada en Rosario, la cifra depende de cada ciudad. Pero el sistema tiene un 20 o 25% de acceso a beneficios, o atributos sociales que se llaman, lo que significa un descuento del 55% con fondos que aporta el gobierno nacional».

Cuando se le indicó que si en Rosario se venden 400 mil boletos serían 80 mil pasajeros los que tendrían ese beneficio, Giuliano dijo que «podrían ser aproximadamente».