Justicia

Juicio a Los Monos: para los fiscales, hay “prueba suficiente” para condenar a los acusados

Tras culminar la exposición de los fiscales, ahora será el turno de que la defensa exponga sus alegatos mientras que las condenas a los integrantes de Los Monos podrían conocerse el próximo 29 de septiembre. 

Este lunes concluyeron los alegatos de clausura en el juicio a los miembros de la banda delictiva “Los Monos”, donde se los juzga por balaceras a varios edificios del Poder Judicial, y se espera que la semana que viene se conozcan las condenas.

Tras concluir con los alegatos, los fiscales que intervienen en el juicio, Miguel Moreno, Matías Edery y Gastón Ávila adelantaron que durante este proceso se “produjo prueba suficiente como para que todos (los acusados) sean condenados por las penas que hemos solicitado”.

En una conferencia de prensa que tuvo lugar en el Centro de Justicia Penal, los representantes de la Fiscalía detallaron que el juicio hacia los integrantes de “Los Monos” es “el corolario de un proceso muy largo, de más de tres años”, donde se recolectó “evidencia suficiente como para traer a todos los acusados” al banquillo.

En este sentido, indicaron que para Ariel Máximo “Guille” Cantero –señalado como líder de la banda- se solicitó una pena de 24 años de prisión, la cual, en caso de sentenciarse, deberá unificarse con la condena de 30 años que ya pesa sobre el acusado por amenazas al juez Edgardo Fertita, además de declarar su reincidencia por segunda vez.

“Las pruebas más evidentes que tiene Fiscalía no admiten matices, son las pericias que se han realizado sobre aparatos secuestrados a integrantes de esta banda y que han probado con absoluta certeza los hechos que trajimos a juicio”, advirtieron los fiscales.

Para ilustrar el accionar de la banda, los integrantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se valieron de un intento de homicidio que tuvo lugar en la puerta del Colegio Inglés de Fisherton, cuando Cantero habría ordenado el asesinato de un testigo que declaró en contra de Mario Segovia, también conocido como el “Rey de la efedrina”.

Si bien los fiscales señalaron que en el juicio no se imputó este hecho, aclararon que la situación fue útil para demostrar el vínculo que Cantero tenía con un sicario de la banda identificado como Matías C. –quien fue detenido antes del intento de homicidio aunque se comprobó que se le dio información sobre la víctima- y para observar cómo se planeaban los hechos delictivos.

Además, desde Fiscalía manifestaron que gran parte de la evidencia que permitiría condenar a los condenados fue extraída de “cinco o seis teléfonos que se vinculan con los hechos probados en este juicio”.

En relación al móvil hallado en la celda de Cantero en el penal federal de Marcos Paz, los fiscales sostuvieron: “Fue uno de los teléfonos que abrió la investigación, el primero de los que se secuestran y que refieren a las balaceras contra los domicilios del juez Ismael Manfrín”.

Durante los próximos miércoles y jueves (22 y 23 de septiembre) será el turno de escuchar a los abogados defensores de los integrantes de “Los Monos”, quienes desplegarán sus alegatos. Después de esta intervención, el tribunal integrado por los jueces Hebe Marcogliese, Rafael Coria y Pablo Pinto tendrá un plazo para discutir las pruebas presentados y formular las correspondientes condenas.

Si bien se prevé que las penas se conozcan el próximo miércoles 29 de septiembre, los fiscales anticiparon que “cuando terminen los alegatos de la defensa los jueces van a decir cuándo van a estar los veredictos”.

Además, destacaron que los operativos de seguridad desplegados en la zona del Centro de Justica Penal durante los próximos días estará a cargo del Ministerio de Seguridad.

Finalmente, los fiscales señalaron que la balacera al Centro de Justicia Penal previo al juicio, la frase que proclamó Cantero en la primera jornada –donde aseguró que contrataba “sicarios para tirar tiros a jueces”-, o las amenazas realizadas en un llamado al 911 (donde se advirtió que si no liberaban a los integrantes de la banda se atentaría contra la vida de los fiscales) son “provocaciones”.

“No somos nosotros los fiscales que están investigando estos hechos ni podemos decir si provienen o no de la banda de Los Monos o de Guille Cantero, pero entendemos que son un intento de coaccionar, de infundir temor en las personas que acusamos y en los jueces que tienen que decidir”, concluyeron los representantes del MPA.

Noticias Relacionadas

Elevaron a juicio una causa de 1984, por robo de documentos sobre la represión ilegal

Editor

ARA San Juan: persisten las dudas sobre la voluntad de Macri de presentarse a indagatoria

Editor

Indagarán a «Naco Goldfinger» y a otro náufrago por el hallazgo de 37 kilos de cocaína

Editor
MinutoSantaFe.ar