Destacadas

Macri en Davos: «La inflación alcanzó el menor nivel en una década»

El presidente enfrentó la inquietud empresaria por las presiones al Central para que modere su dureza monetaria.

Mauricio Macri expuso este jueves en frente al Foro Económico Mundial en Davos, donde enumeró algunos «logros» de su gestión, entre los que destacó la baja de la inflación y el crecimiento de la economía gracias a haber dejado atrás el «experimento populista de Cristina Kirchner.

Como en la mayoría de sus discursos, el Presidente aseguró que la principal preocupación del gobierno es reducir la pobreza y que por eso buscó bajar la inflación -que según el gobierno alcanzó «el menor nivel en una década»- y mencionó la agenda de «reforma permanente», el concepto en el que insiste la Rosada para justificar sus dificultades en instalar las reformas sustanciales.

La venta de su gestión que hizo el presidente tiene luces y sombras. La Argentina en efecto parece estar ingresando en una senda de crecimiento moderado. El Indec informó este miércoles que la actividad económica creció durante noviembre pasado 3,9% respecto a igual mes del 2016, impulsada por la construcción, la industria, el consumo, y el sector agropecuario.

De acuerdo a los datos del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), la economía creció así en noviembre 0,4% en relación a octubre y acumula en los primeros once meses una suba del 2,9% interanual. Claro que la comparación con el 2016 es muy beneficiosa por tratarse de un año muy malo en términos económicos.

Pero en materia de inflación, el entusiasmo de Macri está lejos de recibir un respaldo contundente de la realidad. En primer lugar en el período 2012-2013 la inflación rondó el 23%, claro que pisando tarifas.

Mientras que en 2009 fue del 16,4%, de nuevo con tarifas pisadas. Pero aún en ese caso, si se la compara con la inflación núcleo del 2017 -que no contiene el aumento tarifario- esto da para el año pasado un 21,8%. de manera que no sería correcta la afirmación presidencial que bajo su mandato tuvimos la inflación más baja en una década.

La apelación de Macri a la baja de la inflación no es casal. Luego que la Casa Rosada obligara al Banco Central a relajar su política monetaria y corregir hacia arriba las metas, en el mercado creen que el gobierno eligió privilegiar el crecimiento por la lucha antinflacionaria. Pero al mismo tiempo, la promesa de bajar la inflación fue central en el contrato electoral de Cambiemos en su diferenciación con el kirchnerismo.

Y no sólo eso, el aumento de precios ya lidera las preocupaciones de la gente, según los últimos sondeos.

El regreso del problema inflacionario es tan evidente que Macri tuvo que responder preguntas por la intervención de la Casa Rosada sobre el Central. «Muchos inversores piensan que Sturzenegger está presionado para bajar las tasas para promover el crecimiento. Por lo tanto, ¿hay una posibilidad de que deje el Banco Central?», le preguntaron a Macri.

El regreso del problema inflacionario es tan evidente, que Macri se vio obligado a responder las inquietudes de los empresarios por las presiones de la Casa Rosada al Banco Central para que afloje su dureza monetaria.

«En Argentina estamos todos bajo una enorme presión, queremos crecer más rápido, reducir la pobreza rápido. El Banco Central trabaja con absoluta independencia, con las metas del Ejecutivo. El Poder Ejecutivo tiene que lograr que se cumplan y ellos (por el Central) manejarán la política monetaria según vean que la inflación baja o no, y adaptarán la política monetaria. Porque también es una prioridad bajar la inflación, porque está logrando a bajar la pobreza, porque está ligado a generar trabajo y a la productividad», respondió el Presidente, en una frase un tanto confusa.

El discurso del Presidente duró casi media hora y también respondió las preguntas de Borge Brende, presidente del Foro empresario. En ese intercambio también pidió avanzar en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), al considerar que debería ser «una asociación natural porque en Sudamérica todos somos descendientes de europeos; así que debería ser el primer acuerdo, el prioritario, antes que todos los demás».

En ese sentido, anticipó que ese acuerdo está «cerca de sellarse» y ponderó la reunión que se hará la semana próxima en Bruselas, al considerar que Europa «no podrá encontrar región mejor en relación a la seguridad alimentaria y las fuentes de energía renovables».

Ese acuerdo se negocia hace más de una década y el gobierno había promocionado que se iba a sellar en reciente la cumbre de la Organización Mundial de Comercio en Buenos Aires, pero no fue posible.

Consultado sobre la corrupción en la Argentina y las detenciones de varios ex funcionarios ordenadas por la Justicia, lanzó: «Hemos reducido la corrupción, que crea una gran ineficacia y destruye empleo».

Luego, al responder una pregunta sobre la complicada situación que atraviesa Venezuela, dijo que no es «nada optimista» en relación a la posibilidad de que pueda haber cambios en por considerar que «no es una democracia».

Noticias Relacionadas

“Me siento en estado de indefensión con este Poder Judicial”

Editor

El papelón de Iguacel en TN contra La Cámpora: «No tengo pruebas»

Editor

Federico Delgado: «Gran parte de la sociedad ya la condenó a Cristina Kirchner»

Editor
MinutoSantaFe.ar