Tras la reunión de Gabinete en Casa Rosada, los ministros volvieron a rechazar la persecución judicial a Cristina Fernández de Kirchner. «La vicepresidenta hizo su descargo en forma muy contundente y yo les vuelvo a decir lo que dije públicamente: creo en la inocencia de la vicepresidenta y esperemos que hable la Justicia ahora», indicó el jefe de ministros, Juan Manzur en rueda de prensa al referirse a la causa Vialidad. «Como muy bien dijo el jefe de Gabinete, reafirmamos y estamos convencidos de la intromisión del gobierno de Cambiemos en el Poder Judicial hecha para generar impunidad sobre delitos económicos muy serios que comprometieron a las futuras generaciones de argentinos», sumó el ministro de Interior Eduardo “Wado” de Pedro.

«Venimos diciendo que la persecución sobre Cristina Fernández de Kirchner no tiene que ver con delitos del código penal sino que es una persecución que tiene que ver con el código electoral”, afirmó De Pedro y agregó: “Están persiguiendo a la dirigente de mayor volumen político de la Argentina, una persona dos veces Presidenta y actual vice por las cosas que hizo bien». En la misma línea, expuso que «hay sectores del poder en la Argentina que no aceptan que un dirigente político responda a la voluntad popular» y que «actúe y defina con sentido común y a favor de un sistema democrático popular e inclusivo».

El ministro de Justicia y derechos Humanos, Martín Soria, calificó como «payasesco» el juicio de la denominada causa Vialidad. «Desde Comodoro Py van a intentar hacer lo mismo que intentó el Partido Militar. Buscan la proscripción del peronismo, en este caso de una dirigente de la talla de nuestra vicepresidenta. Lo que no pueden hacer en las urnas lo van a intentar con los fallos escritos con las tapas de Clarín y La Nación», expresó el declaraciones a radio AM 750.

«No estamos frente a un tribunal de la Constitución porque son una bandita de amigos. Uno jugaba al fútbol con el presidente del tribunal, me refiero al fiscal Diego Luciani y a (Rodrigo Giménez) Uriburu que compartían el equipo del Liverpool donde (el expresidente Mauricio) Macri mostraba los videos de los goles con el arquero que era el camarista (Mariano) Llorens», recordó Soria y criticó: «Cuando debieron excusarse por estar afectada su imparcialidad, no lo hicieron» y cuando fueron recusados, «no lo aceptaron».

El ministro sostuvo que la Justicia «no está partidizada desde el macrismo» sino que es algo que «viene de mucho antes», pero que cuando el ahora exmandatario asumió la Presidencia «comenzaron a juntarse a escondidas en Olivos y en la Rosada». Tras afirmar que «las pruebas en el juicio se desvirtuaron», Soria sostuvo que «el próximo 6 de diciembre puede darse la primera sentencia escrita por Clarín y La Nación contra una vicepresidenta electa por el voto de todos los argentinos», algo que consideró de «una enorme gravedad».

El diputado del FdT Eduardo Valdés afirmó que el Tribunal Oral Federal 2 «ya tiene escrita la sentencia». «Me llama la atención lo rápido que el Tribunal va a sacar una sentencia siendo que los acusados están todavía expresando sus posibilidades de defensa. Quiere decir que ya tienen escrita la sentencia y no les conmueve absolutamente nada de lo que están manifestando en los alegatos. Es una prueba de la cancha inclinada», afirmó el legislador en declaraciones a la radio Futurock.

«No hay dudas de lo que significa Cristina dentro de Argentina. Dentro de la realidad internacional trasciende las fronteras. Por algo el partido judicial y el del círculo rojo la quieren sacar de la cancha», remarcó el diputado. Además, calificó como «prepotentes» a los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola y dijo que «inventan hechos que no están en los expedientes». «Se muestra en medio del proceso que juegan fútbol todos los sábados en la casa del expresidente Macri. El presidente del Tribunal (Rodrigo Giménez Uriburu) se nos ríe mostrándose con un mate con el sello de Liverpool, el equipo de fútbol que integran», advirtió sobre las relaciones políticas de fiscales y magistrados que están a cargo del juicio.

La opo

El jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial del macrismo en Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, fue uno de los dirigentes de la alianza opositora que se expresó públicamente sobre el juicio por la obra pública en Santa Cruz y las últimas palabras de la vicepresidenta ante el tribunal luego de un acto oficial en el barrio de Palermo. «Acá hay un tribunal que tiene que juzgar en forma independiente, no hay que meterse, no es la Argentina que queremos la Argentina del agravio, de querer condicionar a la justicia», aseveró y arremetió: «Decir que un tribunal de la democracia es un pelotón de fusilamiento es una vergüenza. Es otro ataque más de la vicepresidenta a la Justicia». Y luego se despachó contra ATE: «La justicia tiene que actuar de forma independiente y nada la puede condicionar, ni los dichos de la vicepresidenta ni la amenaza de este gremio ni de ningún otro», dijo en relación a la advertencia del gremio que convocó a un cese de actividades para el próximo martes 6 si Tribunal la condena.

Martín Lousteau también salió rápido a criticar desde sus redes:  «Para Cristina, si fallan a su favor está todo bien. Si fallan en contra, son ´un pelotón de fusilamiento´ . Nuestra Constitución establece la igualdad ante la ley para todos los ciudadanos. Respétela de una vez por todas».