Política Provincial

Panorama político

Tensiones en el momento clave de la vacunación: esperan a Sukerman con el cuchillo entre los dientes
La provincia ya aplicó un millón de primeras dosis y cerró un acuerdo para comprar vacunas por cuenta propia. En ese contexto, la denuncia del Vacunatorio VIP de Granadero Baigorria llevó a la oposición a pedir la interpelación del ministro de Gobierno, que va este lunes a la Legislatura

 

Justo cuando acelera a fondo el plan de vacunación, con la llegada de millones de dosis al país, en la provincia de Santa Fe se desató un fuerte conflicto en torno de supuestas irregularidades en la aplicación de las vacunas que tendrá este lunes su capítulo político con la interpelación del ministro de Gobierno Roberto Sukerman en la Legislatura.

La provincia ya vacunó con primeras dosis a más de un millón de santafesinos y santafesinas y, por primera vez, está encaminada a la compra de vacunas por cuenta propia. Es una buena noticia en medio de un panorama difícil signado por el aumento de los contagios y de las muertes por covid y por la prolongación de las restricciones.

La pandemia sigue ahí, pero ahora están llegando las vacunas. Este lunes, con un nuevo envío de Astrazeneca, habrán arribado al país 20 millones de vacunas. No hay que dejarse engañar con el pataleo del macrismo sobre Pfizer, una operación descarada que pondría colorado de la vergüenza al mejor lobbista. La Argentina viene cerrando acuerdos mucho más favorables con otros laboratorios y se ubica entre los países de la región con mejor ritmo de vacunación. Eso no quita que aparezcan conflictos en torno de la política sanitaria: justamente ese es el centro de las gestiones desde hace casi un año y medio.

La denuncia de un enfermero del Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria sobre vacunaciones irregulares que habrían tenido lugar en ese efector a principios de año generó un tembladeral en la política santafesina. Con el antecedente todavía latente de la renuncia del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, en Santa Fe se reactivó el debate en torno del plan de vacunación contra el covid, pero ahora no por la cantidad de dosis o la velocidad con que se aplican, sino por las sospechas en torno de funcionarios y dirigentes que podrían haberse saltado la fila.

Rápidos de reflejos, los diputados del Frente Progresista hicieron valer su mayoría y pidieron la interpelación del ministro de Gobierno con el argumento de que las graves denuncias sobre supuestos vacunatorios VIP requieren de “una respuesta política” de la Casa Gris. Sukerman fue convocado para concurrir este lunes por la mañana a la Legislatura a responder un pliego de preguntas que los propios diputados le hicieron llegar el pasado viernes.

El caso de Granadero Baigorria, que derivó en la renuncia del vicepresidente del directorio de la EPE Alberto Joaquín –después de haber reconocido que recibió las dos dosis de la vacuna en el Hospital Eva Perón de esa localidad–, se suma a otras denuncias previas en Suardi y en Reconquista, además de las vacunaciones irregulares a personal del Ministerio de Cultura que salieron a la luz en marzo. Sobre esos hechos interpelarán este lunes los diputados y las diputadas provinciales al ministro de Gobierno.

Como preanuncio del tono que tendrá ese encuentro, en la sesión del último jueves hubo un tenso debate entre el oficialismo y la oposición sobre el plan de vacunación que lleva adelante la provincia en plena segunda ola de la pandemia. Los diputados del PJ hicieron notar que la convocatoria debió ser dirigida a la ministra de Salud Sonia Martorano ya que su área está a cargo de las vacunas; desde el Frente Progresista retrucaron que, por la gravedad de las denuncias que se acumularon en los últimos meses, es necesaria una “respuesta política” de parte del gobierno de Omar Perotti.

 

A Sukerman lo esperan en la Legislatura con los colmillos afilados. El jefe del bloque de diputados socialistas, Joaquín Blanco, dejó en claro que no será una reunión amena sino una interpelación a fondo. En la última sesión Blanco no ahorró en calificativos: “Es absolutamente inaceptable que amigos del poder hayan salteado su turno y hayan accedido a un privilegio cuando hay cientos de santafesinos y santafesinas que murieron esperando ser vacunados”.

“Estamos enormemente preocupados y agraviados como santafesinos por las noticias que confirman un Vacunatorio VIP. Es urgente que se aporte transparencia en la campaña y se contribuya a corregir y prevenir futuras irregularidades. Hay que desenmascarar cuáles son las redes que hacen pensar a funcionarios provinciales que tienen privilegios por encima de la ciudadanía”, acotó el diputado del PS.

Por lo que se pudo observar el jueves, los legisladores del Frente Progresista van a hacer hincapié en “las irregularidades” denunciadas en distintos puntos de la provincia y en las acciones que lleva adelante el gobierno de Perotti “para investigarlas y evitar que vuelvan a suceder”. Blanco definió el caso del Hospital Eva Perón como un “hecho gravísimo” y agregó: “Tenemos la presunción de que lo que pasó en Baigorria es la punta del iceberg, por eso estamos exhortando al ministro que nos explique cuáles son las medidas para que no haya más privilegios, que no haya más ventajas con respecto a las vacunas en Santa Fe”.

El tiro por la culata
En la sesión del jueves, el diputado Ricardo Olivera –presidente del PJ provincial– respondió algunas de las dudas planteadas por la oposición y dejó en claro que el gobierno inició actuaciones ante cada denuncia sobre vacunaciones irregulares. Se espera que este lunes el ministro Sukerman amplíe esas respuestas, además de dar más detalles sobre los acuerdos que lleva adelante la provincia de Santa Fe para comprar vacunas por cuenta propia.

Curiosamente, la interpelación al ministro de Gobierno, impulsada por el Frente Progresista con el objetivo de dejar en evidencia posibles irregularidades en el plan de vacunación puede terminar jugándole en contra a ese mismo sector. Será una ocasión de oro para que el gobierno provincial ponga énfasis sobre el acuerdo para la provisión de un millón de vacunas chino-canadienses, de una sola dosis, que serán fabricadas por el laboratorio argentino Cassará.

La compra de un millón de vacunas Cansino por parte de la provincia de Santa Fe es una buena noticia para la Casa Gris, después de varias semanas de dudas sobre la eficacia y la velocidad del plan de inoculación que lleva adelante el Ministerio de Salud. A ese acuerdo se pueden sumar otros a futuro, ya que la provincia negocia por estos días con los laboratorios Bharat Biotech International (vacuna Covaxin), Johnson & Johnson (Janssen) y con el Laboratorio G42 de los Emiratos Árabes (Sinopharm).

 

Habrá que ver si Sukerman aprovecha la oportunidad. Los diputados opositores lo convocaron para tratar de poner al gobierno contra las cuerdas, pero el ministro irá a la Legislatura con buenas noticias relacionadas con la compra de vacunas, algo que va a acelerar el proceso de inoculación y que abre una luz de esperanza para que, de a poco, Santa Fe empiece a recuperar la vieja normalidad perdida en marzo de 2020, cuando estalló la pandemia del covid.

El capítulo político
Por lo pronto, las primeras respuestas “oficiales” corrieron por cuenta del diputado Olivera, quien aclaró que la decisión del gobernador Perotti “es no ocultar nada ni proteger a nadie”, a la vez que hizo notar que “el gobierno no se quedó de brazos cruzados” ante las distintas denuncias sobre presuntas vacunaciones irregulares.

“Soy muy crítico de aquellos que sacan alguna ventaja en este tema, sean del partido que sean. Pero también debo confesar que, a la primera evidencia, el gobierno no tomó una actitud pasiva. Nunca ocultó ni protegió a nadie”, respondió Olivera poco después de los señalamientos del diputado Blanco.

Como vocero del oficialismo, el actual titular del PJ santafesino aclaró que en los casos de Suardi, Reconquista y Granadero Baigorria el Ministerio de Salud inició sumarios administrativos para determinar las responsabilidades. Dijo además que la vacunación en el Ministerio de Cultura “se está investigando” y que “ninguno de los funcionarios del gabinete se vacunó antes del turno, salvo (la ministra) Martorano por su nivel de riesgo”.

El ministro Sukerman ampliará este lunes esas explicaciones ante los legisladores. Su equipo de colaboradores pasó el fin de semana reuniendo información del Ministerio de Salud para despejar el panorama y responder las preguntas que los diputados y las diputadas le anticiparon por escrito. El capítulo político del plan de vacunación, incluida la interpelación del ministro de Gobierno, forma parte de la dinámica oficialismo-oposición. La provincia de Santa Fe ya aplicó más de un millón de primeras dosis y consiguió el aval de todos los bloques legislativos para comprar vacunas por cuenta propia. Esas gestiones ya comenzaron y el pasado viernes, tras la autorización de la vacuna Cansino por parte de la Nación, el gobierno provincial anunció el acuerdo para la adquisición de un millón de dosis. Es por ahí.

Ezequiel Nieva

 fuente: elciudadanoweb.com
———

Noticias Relacionadas

El puente Santa Fe – Santo Tomé será incluido en el Presupuesto nacional 2022

Editor

Este sábado se firmarán convenios para mejorar los accesos viales a Santa Fe

Editor

Perotti: «Santa Fe demostró su capacidad y es referente en salud»

Editor
MinutoSantaFe.ar